HIJOS DE MARICAO

Hacienda Juanita

 

Historia de La Hacienda Juanita

  A mediados del Siglo XXIX  (diecinueve) se trasladan a la isla un joven matrimonio proveniente de la Isla de Córcega y fundaron una Hacienda Cafetalera con el Nombre de Hacienda Juanita en honor a su propietaria. Casi cuatrocientas cuerdas de terrenos tenía la plantación cuyos predios se extendían a metros del pueblo de Maricao.  La casona original de los Hacendados fue construida en el año 1834 aproximadamente y en su construcción se utilizaron maderas del país como ausubo y moralón además de ladrillos y piedras. El resto de sus instalaciones físicas incluía también barracones o vivienda para agregados, cocina comunal, almacenes, establos, huertos, cuarto de maquinas, tienda, vivienda, para el mayordomo además de grandes glacis y un  sistema de correderas en las que el fruto del cafetal era secado al sol. Fue una de las Haciendas mas prosperas de la región, hasta el puto que en la década del sesenta una moderna maquina secadora de Café  fue instalada en su cuarto de maquinas.

 

  Al correr de los años la Hacienda estuvo en manos de distintos herederos  o descendientes de la familia fundadora, destacándose entre estos los apellidos Antonetti, Comas y Del Moral. Aun hoy, las personas de edad avanzada recuerdan la figura del último de los hacendados importantes de la Hacienda, Don Francisco Del Moral (Don. Paco). Don Paco hombre cabal adelantado a su tiempo tuvo en su empeño fundar de una pequeña escuela en los predios de la Hacienda y en la cual su esposa Doña Rosita y sus hijas Aurora y Rosalinda, enseñaban a los hijos de los agregados la cartilla fonética y labores artesanales. La Familia Del Moral disfrutaba con los agregados y visitantes  los manjares, la música y el baile que entre todos preparaban para festejar el acabe de la cosecha del café. Según los cuentos de las personas que aún recuerdan esas fiestas dicen que las Fiestas en la Hacienda solían durar tres días.  Un dato curioso es que en orillas a la Carretera 105  todavía existe La Fuente De Rosita. Era un manantial junto a una pequeña imagen de La Virgen María. Allí descansaban y se refrescaban los trabajadores al salir de sus faenas y los visitantes que se encontraban en las cercanías. Dicen que quien probara de aquellas aguas no se iba del lugar.

 

  En el año 1932 la Hacienda fue provista por una singular piscina construida en piedra la cual se llenaba de una quebrada de la cercanía. La piscina fue un regalo a los Del Moral de parte del Sr. Guillermo Esteves y otros amigos de la Familia. La misma estuvo en uso hasta finales de los setenta y los que han tenido la oportunidad de ver la piscina quedan impresionados por su tamaño, profundidad, detalles decorativos y otros detalles que se encuentran en el lugar donde está localizada.

 

  Con el decaimiento en la agricultura y la merma en la producción de café  fue necesaria la segregación de gran parte de los terrenos de la plantación y la reducción de sus operaciones.

  A principios de los años setenta era de gran interés para el Gobierno el desarrollo turístico de la zona, Esto marco nuevas rutas en la historia de la Hacienda, Luego de una etapa de adaptación en las que las instalaciones físicas fueron modificadas, La Hacienda paso a ser una Hospedería con restorán y fue inaugurada en noviembre de 1976 .

    En 1982 el Capítulo de  Puerto Rico del Instituto Americano de Arquitectos otorgo al Arquitecto Puertorriqueño Otto Reyes, el premio a la Excelencia en Arquitectura por su proyecto de restauración de La Hacienda Juanita en Maricao.