HIJOS DE MARICAO

ESCUDO

En campo de plata, una cabria de sinople, cargada de cinco bohíos de oro y acompañada de tres ramas floridas del árbol de Maricao, al natural. Rodeando el Escudo dos ramas de cafeto frutadas, al natural, y por timbre una corona mural de oro de tres torres, mazonada de sable y aclarada de sinople. Los poblados de nuestros indios están representados por sus características casas, los bohíos que hace pocos años constituyeron, también la habitación de los campesinos puertorriqueños.
Los ornamentos exteriores del escudo no son específicos ni exclusivos de Maricao. Las ramas del cafeto aluden a la zona cafetalera del país, en el que se asienta el pueblo. La corona mural es distintivo heráldico de las ciudades, villas y pueblos, y se usa como timbre de los blasones municipales, para distinguir a estos de los escudos reales señoriales, episcopales y familiares. 
 
 

LA BANDERA

 

La bandera de Maricao deriva sus colores, su diseño y su simbolismo del escudo municipal. Consiste de un paño verde, de las tres dimensiones usuales en las banderas municipales de Puerto Rico, atravesado a lo ancho de un extremo a otro, por una faja centellada amarilla de tres puntos.